Calderas: tipología y puesta en funcionamiento

Calderas de biomasa: ¿qué son y cómo funcionan?
6 marzo, 2019
Fuentes de energías renovables
8 abril, 2019
Mostrar todo

Hoy en día es de suma importancia contar en tu vivienda con una buena caldera. De este modo, ahorrarás una cantidad significativa en la factura a final de mes, pero ¿sabes qué tipos de calderas existen en el mercado? Desde Abance Renovables te acercamos de primera mano todos nuestros conocimientos de calderas, instalación y reparación al mejor precio. Somos expertos en todo lo relacionado con calderas en Zaragoza, así como el mantenimiento de las mismas. No te pierdas el contenido de este nuevo artículo.

Tipos de calderas

Seguro que en más de una ocasión te has preguntado los tipos de calderas que existen y cuáles son sus prestaciones. ¡Nosotros te lo contamos!

  • Calderas estándar: son aquellas que están diseñadas y fabricadas de tal modo que evitan la producción de condensaciones durante el desarrollo del trabajo. Una de las características principales es la utilización de altas temperaturas de retorno para conseguir el fin que acabamos de mencionar. Dentro de este tipo de calderas podemos encontrar diversos subtipos que podemos clasificarlos en:
    • Calderas estándar de eficiencia normal: aquellas cuyos humos son inferiores a 240º.
    • Calderas estándar de alta eficiencia: los humos generados no superan los 140º. La instalación de este tipo de calderas resulta compleja. Esto es debido a que no alcanzan los rendimientos necesarios para las viviendas.
    • Calderas de baja temperatura: pueden trabajar con aguas de retorno a baja temperatura. Sin embargo, esto no implica que sean susceptibles de generación de condensaciones. Estas instalaciones pueden trabajar un amplio número de horas a bajas temperaturas, de esta manera se incrementa el rendimiento.

Tipos y funcionamiento de caldera

  • Calderas de condensación: a diferencia de las anteriores, estas son capaces de soportar condensaciones sin ningún tipo de peligro de deterioro en el sistema. Sin embargo, para poder resistir las condensaciones cuentan con ciertos ácidos que podrían afectar a otras piezas de la máquina. El vapor de agua producido en el proceso será utilizado, en este tipo de calderas, para aumentar el rendimiento global del sistema. Su máximo rendimiento se obtiene cuando trabajan a una temperatura inferior a la estándar. De esta manera, se potencia su eficiencia si se combinan con los suelos radiantes o radiadores de baja temperatura.
  • Calderas que generan agua caliente: la caldera utiliza todo su potencial para crear, exclusivamente, agua caliente. Además puede contar con intercambiadores que regulan de manera óptima la generación de agua caliente.
  • Sistemas mixtos: son aquellos que sirven tanto para generar agua caliente para calefacción como la sanitaria.

¿Cómo se regula la tipología de calderas?

La regulación de las calderas se lleva a cabo en base a sus características y parámetros recogidas en el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios. Alguna de las características principales de este reglamento son las siguientes:

  • Especificación de cómo debe ser el rendimiento en función de su potencia, el combustible y su fecha de instalación.
  • Establecimiento de las condiciones en las que se instalan más de una caldera o la variación del reglamento.
  • Regulación de los quemadores en función de la potencia del equipo al que nos referimos.

Pruebas necesarias en la instalación de calderas nuevas en Zaragoza

Cuando se lleva a cabo la instalación de una caldera nueva, es necesario ponerla a prueba para saber que rinde a máximo y, del mismo modo, verificar que cumple la normativa de seguridad. En Abance Renovables te acercamos de primera mano todo lo que a instaladores respecta, así como el mantenimiento de calderas de gas en Zaragoza:

  • Circuitos de agua: consiste en comprobar que los conductos son estancos y que no existen fisuras en los mismos. Este procedimiento se realiza inyectando agua a presión en los mismos. Además de agua, se realizará la misma prueba con aceite térmico, agua sobrecalentada y vapor.
  • Pruebas de libre dilatación: consiste en poner la maquinaria a máxima potencia en cuanto a temperatura. Una vez que esta se haya enfriado, se pasará a comprobar visualmente que el sistema no ha sufrido daños ni deformaciones en su estructura como consecuencia de las altas temperaturas.
  • Prueba de estanqueidad: consiste en verificar que la chimenea por la que se expulsan los residuos resultantes de la combustión no tiene fugas. Es importante que no tenga fugas porque podría repercutir negativamente en el estado de salud de las personas a las que afecten los gases expulsados.

  • Últimos preparativos de la instalación: esta prueba consiste en poner en funcionamiento la caldera al completo. De esta manera, se comprueba el caudal del aire local, del sistema. Además, se tomará medición de los aires impulsados, la humedad, la velocidad del aire y los niveles acústicos derivados de la actividad de funcionamiento de la caldera.
  • Control automático: consiste en ajustar todas las posibilidades de control automático de la caldera. Si el sistema cuenta con la opción de telegestión también se tendrá que configurar para ponerlo a punto cara al funcionamiento de la caldera.

Además de las diferentes pruebas de control de las calderas, también será necesario llevar a cabo diferentes exámenes que garanticen la eficiencia energética en la instalación de calderas. Para comprobar que esta eficiencia energética es la correcta, se pasará a examinar los siguientes parámetros:

  • Comprobar que la instalación funciona correctamente cuando esta se encuentra en condiciones nominales.
  • Llevar a cabo la comprobación de la eficiencia energética cuando el equipo se encuentra trabajando.
  • Comprobar el correcto funcionamiento de intercambiadores y diferentes componentes del equipo.
  • Examinar que los dispositivos de regulación y control funcionan adecuadamente.
  • Comprobar la temperatura constante y la producción de saltos térmicos.
  • Explorar el consumo energético de los componentes que componen el sistema.

Las calderas mixtas

La peculiaridad es que estos equipos son capaces de proporcionar al mismo tiempo calor y agua caliente sanitaria de una manera muy eficiente. En Abance Renovables, como expertos en la instalación de calderas en Zaragoza, te contamos las principales aplicaciones que tienen las calderas mixtas en el mercado.

Al ser equipos de baja potencia suelen instalarse en viviendas o lugares que sean equitativos a la potencia utilizada.

La instalación de un sistema de acumulación dependerá de la forma en la que quieras utilizar el agua caliente y la forma de consumo que vaya asociada a la misma. El sistema de acumulación implica el gasto de combustible de manera adicional para mantener el agua almacenada caliente. Este consumo se incrementará en virtud del aumento de agua caliente que se quiera acumular. En definitiva, el hecho de tener agua caliente nada más abrir el grifo de tu casa implicará un gasto mayor en la factura mensual.

Sin embargo, también hay que tener en cuenta el consumo de agua y combustible que se necesita cuando no se cuenta con un acumulador de agua. Es decir, desde que abrimos el grifo hasta que sale agua caliente pasa un tiempo. En este tiempo se consume agua y combustible que está calentando el sistema, por lo que hay que tener en cuenta muchos aspectos.

Recuerda

En Abance Renovables somos expertos en todo lo que a calderas respecta, desde el asesoramiento a la hora de elegir el mejor equipo, pasando por la instalación y reparación de calderas en Zaragoza, hasta un mantenimiento óptimo de las calderas de gas. Además, todo ello al mejor precio. No dudes en consultarnos cualquier duda que tengas al respecto. ¡Te esperamos!

Ayudas del gobierno de Aragón

En materia de ahorro y diversificación energética, uso racional de la energía y aprovechamiento de los recursos autóctonos.

 

Tipo de instalación: solar fotovoltaica, biomasa, solar térmica, ejecución de nuevos proyectos e instalaciones. 

Plaza presentación de solicitudes: hasta el 21 de abril de 2019

Dirigido a:  particulares, empresas privadas y autónomos, comunidades de propietarios, corporaciones locales, instituciones o entidades sin ánimo de lucro

15585